A veces, solicitar la pensión de jubilación puede llegar a ser una gran problema para muchos, y para ello en Narsa ofrecemos servicios de asesoría jurídica.

La jubilación es una etapa a la que llegan los ciudadanos al finalizar su vida laboral, ya sea por motivos de edad, problemas físicos, etc. El paro por completo del trabajo implica que los trabajadores dejan de obtener ingresos a cambio de los servicios laborales que ofrecían; por lo tanto, cuando alguien se jubila, recibe una prestación mensual económica de por vida.

La razón de recibir esta compensación mensual cuando un trabajador se jubila, es que durante su vida laboral ha estado cotizando a la Seguridad Social.

A la hora de solicitar o recibir la jubilación, pueden derivar varios problemas de tramitación que afectan tanto a las empresas como a los trabajadores.

Un caso muy común que solemos tratar en la asesoría jurídica es la reclamación de la jubilación. A muchos trabajadores se les deniega la pensión de jubilación, que se presenta al Instituto Nacional de Seguridad Social. Desde la presentación de la solicitud, el INSS dispone de 90 días para responder con aceptación o cancelación, y en el caso de que no se hay pronunciado en este periodo de tiempo, la solicitud se considera denegada.

En este caso hay dos opciones, presentar una reclamación ante el INSS, o realizar una reclamación vía judicial. Otro problema habitual es el error de cálculo en las pensiones o la inconformidad de los trabajadores que tienen sobre estas.

La resolución de estos problemas conlleva una serie de procesos y gestiones con los que hay que tener mucho cuidado para cumplir la ley.

Si tiene alguna duda sobre alguno de los temas explicados, o sobre otra cuestión que esté relacionada con las jubilaciones, en Narsa le ofrecemos nuestros servicios de asesoría jurídica de la mano de un equipo de profesionales en el sector. A demás, la primera consulta es gratuita. No dude en ponerse en contacto con nosotros.