En este blog vamos a explicar las diferencias entre un ERE y un ERTE, ya que es una de las cuestiones que más preocupa a las empresas y a los trabajadores envueltos en la crisis sanitaria y económica actual.

Estos dos conceptos son medidas que utilizan las empresas para poder seguir adelante con el negocio, para evitar la quiebra al no poder pagar a todos o gran parte de los trabajadores.
Antes de diferenciarlos, vamos a resumir en qué consisten para que se entienda mejor.

¿Qué es un ERE?

Un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) es un proceso por el cual una empresa solicita un permiso de la autoridad laboral competente para suspender las relaciones laborales de los trabajadores con la empresa.

Para aplicar un ERE, las empresas deben demostrar los motivos por los cuales lo quieren imponer, ya sean causas económicas, de organización, técnicas o de producción. También hay una serie de requisitos que deben cumplir en cuanto al número de trabajadores.

Hay tres tipos de ERE:
– De suspensión: suspensión de días en el horario de los trabajadores.
– De reducción de jornada: reducción de las horas de la jornada laboral de los trabajadores.
– De extinción: despidos colectivos extinguiendo completamente la relación laboral entre los trabajadores y la empresa.

¿Qué es un ERTE?

A diferencia de un ERE, un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) es una extinción temporal del contrato de trabajo y no es necesaria la extinción. Después de haberse aplicado, los trabajadores pueden volver a su actividad laboral normal.

En el ERE de extinción, el trabajador es indemnizado económicamente. En un ERTE, como es una reducción o suspensión del contrato, el trabajador puede solicitar su prestación por desempleo.

Si necesita asesoramiento laboral o jurídico sobre el tema tratado en este Blog, visite nuestra página web y póngase en contacto con nosotros de manera gratuita. Muchas empresas necesitan ayuda en estos momentos y nosotros estamos listos para darla.