En menos de un mes llegamos a la fecha límite de la declaración de la Renta y es importante tener el conocimiento de las sanciones más comunes que Hacienda nos puede aplicar.

En Narsa ofrecemos nuestros servicios de gestoría para la realización de la declaración de la Renta.

Las principales faltas y sanciones con las que nos podemos encontrar son:

  • Obligación de revisar los datos, sobre todo la parte de domicilio fiscal ya que, si se cambia y no se especifica a Hacienda, la sanción a pagar es de 100€.
  • El borrador no vincula el contribuyente con la Administración. El contribuyente tiene la obligación de revisarlo para añadir y editar datos. Si Hacienda detecta que hay datos erróneos o incompletos, la sanción es de 150€.
  • El cumplimiento del plazo de presentación de la declaración de la Renta es muy importante ya que, si se incumple, será necesario pagar un recargo que depende de varios factores:
    • Si la persona realiza la gestión antes de que Hacienda produzca el requerimiento y el resultado sale a pagar, se tendrá que realizar un recargo de:
      • 5% si ya han pasado 3 meses desde la fecha límite.
      • 10% si pasan de 3 a 6 meses.
      • 15% de los 6 a los 12 meses siguientes.
      • Un 20% más los intereses de demora si han pasado más de 12 meses.
    • Cuando el resultado del IRPF es a devolver, la sanción es de 100€.
  • Una vez que la Agencia Tributaria ha notificado al usuario la demora, si sale a pagar, deberá abonar una multa del 50% hasta el 150% de la cantidad correspondiente más los intereses. Sin embargo, si el resultado es negativo, se establece un recargo de 300€.
  • Si se usan deducciones o bonificaciones que no corresponden con el fin de percibir una devolución o reducir el importe a pagar, se considera una infracción grave y la sanción de Hacienda es del 15% de la cantidad recibida. Si se omiten datos importantes o se incorpora información falsa, la penalización es de 300€.
  • En el caso de usar facturas, justificantes o documentos falsos para obtener más dinero en la declaración (más de 3.000€), la sanción oscila entre el 50% y el 100% del importe.
  • Cuando se usen medios y formas fraudulentas, se considerará una falta grave y la multa es del 150% según prejuicio causado a Hacienda.
  • Si Hacienda descubre una estafa millonaria, la sanción en infracciones graves (más de 30.000€) o muy graves (más de 300.000€) puede conllevar a la pérdida de subvenciones, ayudas públicas y suspensión profesional.